20.10.08

En muchas partes del mundo se discute hasta qué punto la suplantación de personas en Internet es un delito

Desde hace dos semanas Cristina Castro es amiga de Íngrid Betancourt. También Melissa, que le agradeció el haber entrado a ese "club selecto" de 2.869 personas, y Alejandra, que incluso la llama "suegra". Esa Íngrid, amiga en Facebook, no tiene programa favorito porque no ve hace seis años televisión, es política internacional y mamá de profesión y quiere leer cualquier cosa que no le recuerde la selva. Esa Íngrid se unió ella misma a los grupos de esta red social que pedían en Internet que se le otorgara el Nobel de la Paz. Esa Íngrid de Facebook no debe ser la verdadera Íngrid Betancourt.
Una vasta polémica se desató por la masiva campaña en Internet que nos inundó de mensajes a todos los "amigos" de Íngrid, no sólo sobre su elección para dicho premio sino también sobre dónde podíamos encontrarla una vez lo recibiera. Irónico que en un país como el nuestro, con el mayor número de usuarios de Iberoamérica en esta red (2,7 millones de personas), no midamos aún la magnitud de tener un fan, seguramente con buenas intenciones, haciéndose pasar por Íngrid y dándole premios. No lo hemos hecho tampoco frente a las 25 Shakiras, cuatro Álvaros Uribe Vélez y hasta cinco Tirofijos aún vivos en Internet.
Mientras muchos apenas nos reímos cuando encontramos las fotos de amigos borrachos, en muchas partes del mundo el tema vive la más acalorada discusión sobre hasta qué punto la suplantación de personas en Internet es un delito. Y hasta dónde las redes sociales pueden exponer la intimidad de sus usuarios y atentar contra su dignidad.
Nunca supimos qué pasó, por ejemplo, con las investigaciones sobre la página de Internet que recogía miles de insultos en contra de la presentadora de televisión Laura Acuña. El tema no fue más allá de cuando la joven lloró al aire pidiendo que parara esa persecución virtual. Nunca sabremos tampoco quién es la Daniela Franco de Facebook, que "nunca fue a estudiar por estar en grabaciones" y que incluso responde a quienes le viven dejando todo tipo de ultrajes. Para nosotros, apenas es un chiste.
Estados Unidos sigue conmocionado, incluso dos años después, por el suicidio de Megan Meier. La niña de 14 años se quitó la vida luego de que Josh Evans, su novio de 16 años en Myspace, le dijera que no quería estar más con ella porque era una "gorda" que le "hacía malas cosas a sus amigas". Tiempo después de su muerte, el FBI descubrió que Josh Evans era realmente la mamá de una amiga de Megan. Hoy, la familia de la niña lleva una cruzada para decir que el acoso en Internet, a través de redes como Facebook y Myspace, es más real que virtual.
El mundo pareciera vivir una inquisición virtual sin límite alguno. Apenas hace unos meses, por primera vez el alto Tribunal de Londres condenó a un hombre a indemnizar con 17 mil libras a un empresario por la suplantación de su identidad en Facebook: el perfil anunciaba por Internet su falsa homosexualidad. Pero el caso de Megan sigue en los tribunales porque no hay base legal para esta suplantación. Personajes como el director de cine Kevin Smith han pedido que los abogados de series de televisión de E.U. se unan para hacer posible una condena que a la luz de las normas no existe.
Es hora de que nos tomemos en serio las redes sociales de Internet. Finlandia se lamenta todavía el no haber hecho caso a los videos de un joven de 18 años que en YouTube anunciaba una matanza en la escuela. Ocho jóvenes perdieron la vida en ese episodio.
Ante la evidente desprotección jurídica en Internet, nos toca a nosotros no sólo ser más cuidadosos sino empezar a rechazar también ese falso millón de "amigos". Exijamos que Daniela Franco no viva por fuera de Padres e hijos.

* De Código de Acceso, programa de comunicación para jóvenes de la Dirección de Responsabilidad Social de Casa Editorial EL TIEMPO y las fundaciones Rafael Pombo y Plan.
cristinacastro86@gmail.com

16 comentarios:

Silvia Salazar dijo...

Es increible como por medio de chanzas y suplantamientos que principalmente parecieran no tener importancia podemos cabar incluso con la vida de algunas porsonas por el simple hacho de no medir las consecuencias de nuestros actos, me parece justo que cataloguen como delito esta clase de suplantacion de personas inescrupulosas que solo buscan hacer el mal o algunas veces nisiquiera miden las consecuencias.

JUAN MANUEL MEDINA FLOREZ dijo...

Es cierto que las paginas de comunidades de amigos son peligrosas por la falta de legislacion y que en algunos casos a dejado ver casos sorprendentes, pero estos citios de internet son tambien muy utiles para comunicarse, ademas hay que ver el trasfondo de las cosas si una niña se mata por que le dicen que es una gorda.... es mas un problama psicologico y de valores y autoestima para llegar a esos extremos, por que es el echo no el medio que facilito esto el le pudo haber mandado una carta, y no condenarian a el servio postal.

Tatiana Lima Beltran dijo...

La suplantacion en Internet es un hecho grave ya que por medio de estas suplantaciones algunas personas creen estar hablando con alguien que realmente no es quien dice ser, es muy importante que en casos que pasa a mayores como cuando se viola el derecho al buen nombre sea judicializado y sirva para que la gente no se haga pasar por gente que no es y no haga daño a personas que estan siendo suplantadas.

GLORIA JANET SALAZAR DUQUE dijo...

Primero que todo agradecer a nuestro profesor por enseñarnos un artículo tan interesante.

En mi opinión, es más que importante conocer sobre los peligros a los que estamos expuestos cuando ocupamos un lugar en internet, y mucho más importande saber que clase de normas existen para protegernos y hacer valer nuestros derechos.

Es muy lamentable que habiendo sucedido tantos casos de suplantación de personas en internet y con finales tan catastroficos, no haya aun una Ley seria y firme que típifique este acto como lo que es un delito que debe ser castigado severamente.

Felipe Trujillo Perez dijo...

Me parece que la suplantacion por internet es algo delicado pues pueden ocurrir sucesos tragicos como los de la niña de 14 años en Estados Unidos. Ademas se pueden crear muchos problemas puesto que hay gente que hace esto para hacer mal a las personas, me pareceria bien que estos sucesos tengan castigos drasticos pues porque estan jugando con la identidad de las personas a quienes estan suplantando.

Juan Pablo Murcia C. dijo...

bueno es interezante la lectura del cual ahora en dia se es victima muchas personas de suplantacion de personas pero nosotros mismos tambien debemos ser conciente que en la red hay muchas intenciones mas malas que buenas y que no podemos confiar en cuantas personas nos aparescan diciendonos que son personajes majestuosos u organizaciones que a las ultimas son falsas creo que nosotros mismos debemos ser conciente que en la red se puede tropezar ante cualquier peligro tanto informatico como personal y se deberia utilizar como medio de información mas no como medio de busqueda de propositos ni medios de hacer contactos con personas de otros paises u otras regiones de las cuales no se tienen idea. esto es una noticia interezante ya que nos alerta a cidudanos que tenemnos que tener cuidado en la red bien sea que podamos ser suplantados o podamos llegar a ser contacto con alguien que dice ser un famoso que a las ultimas se tiene malas intenciones. por eso la red es una aventura pero esa aventura hay que correrla con cuidado y cautela.

Anónimo dijo...

Si tenemos en cuenta todas las verdades que nos presenta este articulo, abrimos los ojos a todos los riesgos que tomamos al hacer alguna accion por via informatica, trayendo muchas veces como consecuencias, la distorcion del buen nombre de siertas persona, las cuales en varios casos,no poseen acceso a estas.
Por eso es de gran importancia, mantenerse informado de todos los acontecimientos a nivel informatico, los cuales puedan servir para poder prevenirnos de estas amenazas.

DAVID FELIPE ROJAS TRUJILLO dijo...

La suplantacion por internet me parece un tema bastante delicado, y quiza porque aun no nos ha tocado a muchos no vemos la magnitud y la trascendencia que ha tenido este complejo tema, ya que ha venido hasta el mundo juridico a informarnos que nos hemos actualizado tanto que hay normas que se quedan cortas ante la delincuencia virtual, lo que yo si pienso es que hay muchas cosas que pasana diario a nuestro alrededor y ni siquiera nos fijamos en su importancia, y mas allá de disfrutar hoy en día de un software nuevo debemos ver sus puntos debiles y ser precavidos, ya que nunca se sabe cuando alguien malintencionado trate de invadir nuestra privacidad e inclusive atentar contra nuestra vida.
Referente al caso de la niña Megan, me parece que asumir un poco mas de madurez ya sea de los padres para con sus hijos menores o de los adolescentes para mirar que esto no siempre es un juego, y que el hecho de aceptar una persona que no conocemos no es tan simple como parece, ya que, para la muestra, este triste caso. La normatividad deberia tener mas establecida reglamentacion frente a delitos informaticos que pasan de ser patologicos a normales, ya que si se sale de las manos de la autoridad a largo plazo habra grandes dificultades.

LIZETH LORENA CASTRILLON GARCIA dijo...

Me parece que la justicia debe prestar mas atencion a este tipo de casos, por que le estan violando el derecho a la intimidad, honra, y el buen nombre a estaas personas,ademas en este tema tan complejo la justicia colombiana y por supuesto la del mundo deben estarse actualizando dia a dia para evitar este tipo de comportamientos en la sociedad, al suplantar la identidad de otra persona, y al "pisotear" su integridad y buen nombre.
Respecto al caso de Megan creo que se debe judicializar a la mama de su "amiguita" lo mas pronto posible, ademas esto tambien nnos enseña a prestar mas atencion a lo que hacen los jovenes frente aun computador, y sus amigos por internet.

FERNANDO BADILLO CORTES dijo...

Ese tipo de redes sociales deberian tener un mayor control en la privacidad de las personas y en los contenidos que se exponen en los perfiles aunque ya existen herramientas en la red que las personas no saben utilizar o no saben de su existencia como el reporte de abuso

pero antes de nada hay que plantearse como entendemos la privacidad, si como un derecho o como una obligación. Desde mi punto de vista, lo razonable es la primera acepción: estoy en mi derecho de salvaguardar mi información personal, pero también tengo el derecho de proclamarla y hacerla público: mis gustos, mis opciones políticas, religiosas, sexuales

Colombia deberia tener una mejor legislacion en cuanto a delitos informatico porque estamos muy atrasados en eso

Viviana Rivera G dijo...

Si tenemos en cuenta todas las verdades que nos presenta este articulo, abrimos los ojos a todos los riesgos que tomamos al hacer alguna accion por via informatica, trayendo muchas veces como consecuencias, la distorcion del buen nombre de siertas persona, las cuales en varios casos,no poseen acceso a estas.
Por eso es de gran importancia, mantenerse informado de todos los acontecimientos a nivel informatico, los cuales puedan servir para poder prevenirnos de estas amenazas.

YINETH ROJAS VASQUEZ dijo...

El uso inadecuado de los sistemas de información está desvirtualizando al ser humano. El mal manejo de estas redes sociales, atenta contra la dignidad, honra y buen nombre de las personas, causando incluso pérdidas de vida. De igual manera, el desgaste administrativo,económico y financiero que tienen los afectados, quienes se ven obligados a entablar demandas contra esos "enemigos virtuales" que los atacan. Estamos a tiempo de solicitar al Estado la protección jurídica necesaria y evitar así que este delito se siga incrementando (usurpación de nombres).

Yaseira Amaya dijo...

la suplantacion en internet desde mi punto de vista me parece que es un delito muy grave por que no solo le dañan la imagen a las personas si no que tambien les pueden hacer mucho daño a otras.
El delito me parece que se presenta cuando suplantan a las personas y se ponen a discutir cosas de la vida privada de estas.

Luis Alberto Chacon Diaz dijo...

La suplantacion de identidad es un delito en verdad grave es como suplantar el nombre en un negocio juridico con el fin de sacarle provecho en detrimento y daño a la persona o el de utilizarlo para hechos delictivos, el problema de la suplantacion de identidad en el internet o cualquiere otro medio de comunicacion es comprobarlo, es muy dificil saber si la persona con la que se esta teniendo una comunicacion al otro lado de quien sabe donde es realmente la que dice ser pues como no hay un intercambio de palabras personalmente solo hay imagenes que se muestran en el monitor y estas pueden ser modificadas al antojo cualquiera puede hacerse pasar por otra persona poner una imagen de esta y cometer las fechorias que quieran y quien esta al otro lado del monitor jamas se dara cuenta del engaño, como hara el ordenamiento juridico para resolver este problema? mmmmm no lo se la verdad lo veo complicado pero tal vez se desarrolle algun tipo de hardware y software para que cada vez que ingresemos a internet por ejemplo nos identifiquemos y seamos pues nosotros los que naveguemos y no suplantando identidades. Nota: es solo un decir del futuro.

INGRID KATHERINE VARGAS PEREZ dijo...

Bueno hoy en dia estamos rodeados de personas inescrupulosas que lo unico que saben hacer es jugar con la intimidad de otras personas y mas aun suplantar su identidad.
Ya es hora que tomemos cartas en el asunto y asumamos esto como un problema y no como un simple juego.

JOSE VARGAS dijo...

la problematica que se presentado en con respecto a la suplantacion en redes sociales como facebook y myspace, suyace en el intento de generar nuevas amistades o sinplemente por aceptar a contactos que no conoce sin conocer la magnitud de consecuencias que una publicacion en la red pueda generar,
aun sin intencion.
ahora bien las autoridades conpetentes en este caso se enfrentan a un grave e inmanejable dilema por la rapida expacion del internet.

Delitos Informáticos en Colombia

Gracias a quienes participaron!